domingo, 29 de mayo de 2011

Repaso Rápido al Cine de Semana Santa


Esta entrada estaba prevista para el final de semana santa, para analizar las pelis que vimos durante esos días de vacaciones, pero ha habido entradas que urgían más -como la del movimiento 15 M- y ésta ha tenido que ser retrasada. Son cosas que pasan.




Una tradicional mujer inglesa y un africano musulmán buscan desesperadamente a sus respectivos hijos, desaparecidos en los atentados terroristas cometidos en Londres el 7 de julio del 2005. Ha sido lo mejor de todo el cine visto esta semana. Cine inglés del bueno, cine social. Con sentimiento pero sin ningún tipo de rollo dulzón con suele ser más habitual en el cine americano. Es una película que se disfruta aunque conpungido por unas imágenes poderosas.



Esta comedia italiana sí es algo típica en la forma de película/reunión familiar donde van a aflorar sentimientos guardados durante años y que el conflicto principal es el choque generacional e ideológico. De todas formas tiene momentos divertidos y de bastante credibilidad sobre los acontecimientos expuestos. La música es algo excesiva y el estilo italianizante no juega a su favor. De todas formas se puede ver en una tarde de lluvia con cierto agrado.


Esta peli sí que es algo engañosa. Se vende como un remake de una película francesa protagonizada por Catherine Deneuve. Comienza como una especie de thriller a lo Atracción Fatal, pero efectivamente es fatal el camino que elige el director. Ya sólo el planteamiento es del todo increíble y los efectos de guión para decir 0hhhh!!!! son francamente de baratillo. El reparto es bueno, pero vaya, no salva nada.


También es una pequeña decepción. Porque claro el reparto es de lujo. Tres primeras espadas del cine argentino y ya se sabe como son los buenos actores argentinos, extraordinarios. Y ellos verdaderamente los son y cumplen con su cometido. Pero la historia que parte de una anécdota sencilla pero que lógicamente tenía que haber derivado a algo más profundo, bien en lo cómico o bien en lo dramático, pues no, se queda en mitad de la nada y deja un regusto agrio por lo que podría haber sido una gran película.


Versión oriental de Chocolat mezclada con El marido de la peluquera. Hecha para exhibición de la bella protagonista, pero la peli no vale nada y es increíble, o sea que no te crees nada.