martes, 29 de junio de 2010

Rafael Calderón



Rafael Calderón, primer español con síndrome de Down que logra el Grado Profesional de Música

Comenzó su andadura en el terreno musical a la edad de once años, en la Banda Juvenil de Música “Miraflores-Gibraljaire” de Málaga. Inició sus estudios musicales en el Cconservatorio Manuel Carra de Málaga, donde acaba de graduarse. A pesar de jugar contra la historia, Rafael ha conseguido unir la imagen de la música a la de una persona con síndrome de Down: es la primera en España que obtiene el Grado Profesional de Música. Y lo ha conseguido porque, como él dice, “al Down no hay que darle más importancia”.
La trompeta es su instrumento y entre ellas la gama de la marca Yamaha su favorita. Se considera una persona igual que el resto, con paciencia, valentía y constancia. Para él lo más importante no es ser el primero, sino “uno más”: es lo que le permite “sentirse agrupado”. Dice que la música le persigue y él a ella: “La música es mi vida”.
No fue fácil. La familia tuvo que recurrir al Defensor del Pueblo para solicitar su ingreso en los estudios elementales porque superaba la edad reglamentaria. Un obstáculo más que resolvió con éxito. De eso hace ya 12 años, el tiempo que lleva formándose en el Conservatorio Manuel Carra de Málaga. Un periodo en el que ha sacado adelante el colegio primero y el instituto después, compaginándolos con las clases particulares, el conservatorio y la banda de música. «A veces estaba agobiado, pero con paciencia todo se consigue», cuenta.
Paciencia, «constancia y ganas de aprender», remarca José Antonio Aragón, profesor de Trompeta y tutor de Rafael, que buscó estrategias metodológicas para poder llegar al joven y sacar el máximo partido de su capacidad musical. Esos valores y su simpatía le han valido «el respeto» de todos en el Conservatorio, tal y como apunta la profesora Nuria Aragú. «Sus habilidades sociales son admirables».

Su relación con la trompeta es muy especial. Ha participado en múltiples conciertos y certámenes con la citada banda, y en la actualidad ha comenzado a explorar sus posibilidades en solitario. Sus últimas intervenciones: un solo durante el concierto de celebración del 30 aniversario de su agrupación musical en la Diputación de Málaga, tocando “Cuadros de una Exposición”; una Conferencia-Concierto en la Universidad de Málaga, en la que interpretó el Bolero de Ravel, la Sonata de Hubeau y el 1er Movimiento de Hummel; y el concierto de clausura en un acto de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía (Sevilla), en el que interpretó esta última obra.
El siguiente paso es el ingreso en el Conservatorio Superior de Música de Málaga, para lo cual va a tener el privilegio de contar con el magisterio de Benjamín Moreno, trompeta solista de la Orquesta RTVE y artista Yamaha.