domingo, 14 de diciembre de 2008

En Terapia


No se si ver de tirón seis o siete capítulos de una serie de televisión es como verse una película a trozos. Desde hace algún tiempo esto del cine está cambiando. Apenas vamos a las salas y en la televisión cada vez hay mas telebasura pero también se están creando algunas series que bajo esquemas del mejor cine y con códigos de televisión con tiempos cortos, esquemas concisos y visualmente atractivas están haciendo que lo de ver una serie sea en ocasiones mejor que una película como formato tal y como lo conocemos.
Los siete capítulos de tirón este fin de semana han sido de esta nueva serie llamada En Terapia donde todo en ella es bastante arriegado. La consulta de un terapeuta con su paciente. Media hora de duración. Un capítulo por cada paciente y dia y nada, pero nada de acción que no sea dentro de la consulta. A priori es arriesgado. Las historias las cuentan los propios protagonistas en largos primeros planos. Todo lo que cuentan hay que imaginarlo, no se muestra, todo es narrado por el paciente. Me imagino la cara de los productores ¿pero no sale nadie más? ¿no se ve el exterior? La serie debía pintar barata, pero desde luego rara. Bueno pues la serie a mí me parece excepcional.



Las historias son de tal intensidad que la narración en primera persona y los comentarios del terapeuta consiguen una atmósfera de tensión e interés que entonces comprendes el acierto de la forma que han elegido para contar la historia. Los lunes es el dia de Laura, una joven y atractiva anestesista que lleva un año de tratamiento. Los martes es el turno de Alex, un arrogante piloto militar que ha bombardeado por error una escuela durante la guerra de Irak. Los miércoles Sphie, ua adolescente con una competitiva vida de gimnasta. Los jueves, una joven pareja que atraviesa una grave crisis... Y así sigue la serie, repitiendo y avanzando en los mismos casos.



La serie está dirigida por Rodrigo García (hijo del Nóbel García Márquez) que ya tiene una interesante carrera dirigiendo capítulos de A dos metros bajo tierra y las películas Nueve Vidas, Cosas que diría con sólo mirarla entre otros trabajos. El terapeuta lo encarna uno de mis actores favoritos, el impertérrito Gabriel Byrne. Sin duda es el tiempo de las series y esta es de lo más recomendable.