domingo, 27 de septiembre de 2009

Aquella Mitad de mi Tiempo

http://sselblog.files.wordpress.com/2008/10/javier-marias1.jpg


Dice su hermano Miguel en el prólogo que este libro es lo más parecido a una biografía que escribirá nunca Javier Marías. Parece que no está dispuesto a escribirlas así que la idea de recopilar los artículos publicados en diferentes medios durante años en los que de una manera u otra se refiere a temas familiares en diferentes medios es una especie de biografía hecha de retales. A mí me parece muy buena idea y ha debido ser un trabajo duro para quien los ha recopilado además del mismo autor claro.
Es por todos lados un libro interesante sobre todo para quien lea los artículos que desde hace años publica Marías en El País y antes en otros suplementos. Yo no soy lector de sus novelas -no soy lector de novelas- y siempre le he seguido tanto en prensa como en las recopilaciones que cada dos o tres años se editan. Su punto de vista crítico sobre diferentes temas de la actualidad/sociedad me han hecho reflexionar tanto si estaba de acuerdo con su opinión como si no. No tiene pelos en la lengua y le da a cualquier tema incluso ha llegado a tener polémica con otros escritores o cineastas via periódico lo que no deja de ser algo bastante romántico, algo así como duelos dialécticos a través de los periódicos. Muy a menudo escribe sobre cine, es un gran cinéfilo, pero eso sí, es bastante parco en asuntos personales o familiares, cosa que para gente aficionada a biografías o curiosidades como yo pues es de lamentar. Por eso este libro me ha gustado tanto. Porque juntar sus artículos, su manera de pensar y escribir asociando, compilando un tema común, los recuerdos familiares, cualquier cosa que haga un pequeño rastreo en su memoria familiar convierte al libro en una estupenda biografía aunque no esté escrita como tal.
Es bien sabido la influencia de la figura paterna -el filósofo Julián Marías- a quién se refiere con gran cariño desde que era su joven padre -el exilio y los problemas con el franquismo- hasta que ya anciano tuvieron estrecha relación. Su madre murió jóven siendo una mujer volcada en sus hijos dejando atrás una carrera literaria excepcional para una mujer de la época. Sus hermanos, entre ellos el crítico de cine Miguel, ese erudito y tan carácterístico crítico que salía tanto en los programas debete de José Luis Garci. Su tío Jesús Franco, el famoso y ahora muy reivindicado Jess Franco que hizo cine subgénero durante tantos años. Evoca mucho y con acierto la niñez, el ambiente de la época. Cada artículo no lleva más de dos o tres páginas de tal manera que el libro -leído durante tiempos de esguince- se lee de forma muy agradable. Un sólo capítulo/artículo, dos o tres, enganchado cuatro o cinco, en fín, ha sido devorado con mucho interés.