domingo, 4 de octubre de 2009

CASA ESTANTERÍA EN JAPÓN


Es el sueño de los amantes de los libros, una casa por y para los libros. Situada en Moriguchi, cerca de Osaka, la casa estantería toma su nombre de la colección de libros de historia del islam que poseía el cliente. A su alrededor se articula el proyecto del arquitecto japonés Kazuya Morita, ya que el encargo hacía explícita la necesidad de habilitar el mayor espacio posible para albergar y exhibir su biblioteca.


Habia que hacerlo en unos 50 metros cuadrados en varias alturas "así que concebimos un entramado de pino laminado de 25mm de grosor que serviría de librería a partir de la cual surgió el resto de la casa" explica Morita.

Desde fuera la casa aparece como un cubo rojizo de madera de cedro. Por detrás de la madera, las paredes incorporan materiales tradicionales como el bambú mezclado con arcilla y paja, consiguiendo así óptimas condiciones de humedad para la conservación ideal de los libros en el interior.


La casa es un cubo de madera de cedro. Todos los elementos arquitectónicos -escaleras, mesas, huecos- se diseñaron a partir de la escala de la estantería.

Una línea de estanterías separa el estar del estudio y el dormitorio, convertido en una especie de mirador interior.



En el baño se usa un estucado característico de los hammam. Los motivos árabes son visibles en toda la casa.